Premios y menciones de Colonias de Galeón - Vinos de Sevilla
Accede a nuestra tienda online de vinos

Vinos ecológicos de Sevilla

Recomendamos

Venta de vinos

¡Compártelo!

Bodega
Bodega de Colonias de Galeón

Como reflejamos en el apartado de filosofía, en el vino debemos reflejar las características del terruño y del año. Debemos ser en la vinificación poco intervencionistas. Debemos ser más observadores que interventores. Nuestros vinos deben ser auténticos y singulares.

A finales de primer trimestre de 2012 se publicó la nueva normativa para la elaboración de vino ecológico. Debemos hacer, en lo posible, una interpretación restrictiva de dicha normativa. El límite es la salud del vino y de los consumidores. El vino, bebido con moderación, debe ser razonablemente seguro. Nuestro objetivo es que el vino en la copa mantenga las mismas o mejores cualidades que tenía cuando salió de la bodega. El elaborador no se puede responsabilizar del recorrido que hacen las botellas desde la bodega a la copa. Por ello creemos que en el momento del embotellado, debe tener un contenido en sulfitos libre de 20 / 30 mg/litro dependiendo de factores como grado alcohólico, pH y otros.

Elaboramos los vinos con nuestra propia uva y cada variedad por separado. La bodega dispone de todos los elementos actuales necesarios para la obtención de vinos ecológicos de calidad.

Los depósitos son de acero inoxidable con distintos volúmenes, no mayores de 5000L. Se elaboran los vinos tintos con las uvas enteras sin despalillar, (maceración carbónica) y con uva despalillada entera.

En el caso de la maceración carbónica después de unos diez días de maceración en CO2, se separan la fracción liquida para que termine de fermentar y se prensa la uva entera sin despalillar en prensa neumática, pasando el mosto fermentando a depósitos de acero inoxidable hasta su terminación, manteniendo la temperatura a unos 18º. Terminada la maloláctica, se homogeniza la partida y tras un par de semanas de reposo se embotella, siendo el primer vino de la vendimia dispuesto a ser degustado antes de fin de año.

Bodega de Colonias de Galeón

En el caso de la vendimia despalillada, se hace la fermentación alcohólica en los distintos depósitos controlando la temperatura según el tipo de vino. Se hacen bazuqueos o remontados diarios según el tipo de vino que se busque. Se mantiene el vino con los hollejos un tiempo aun después de acabar la fermentación alcohólica. Después de hacer la fermentación maloláctica pasará a las barricas, por un tiempo que depende de la evolución de cada vino. Después del embotellado, tendrán un periodo de botellero de 12 meses en el Roble y de 24 meses en el Silente. Las barricas son de 300 litros (roble francés) y 500 litros (roble americano y esloveno) con diferentes tostados. Estos tamaños facilitan que la presencia de la madera en los vinos no sea excesiva.

Para los blancos fermentados en barrica, despalillamos y estrujamos la uva y le añadimos nieve carbónica y tras 16 horas macerando, pasamos a prensarla. Después del desfangado, pasamos directamente el mosto a barrica de roble francés donde se desarrolla las fermentaciones alcohólica y maloláctica. Posteriormente, se hará crianza sobre sus lías, durante 10 meses, haciendo periódicamente un batonage. Se homogeneizará la partida y tras el embotellado estará en botellero unos 6 meses.

Para los blancos fermentados en depósito, se prensarán los racimos enteros, estilo borgoñés. Tras el desfangado se fermentará en depósito a 16º. Después de la maloláctica se hará crianza sobre sus lías en depósito durante 9 meses. Tras el embotellado, tendrá un tiempo de botellero mínimo de 3 meses.

Para hacer el rosado, se despalilla y estruja la uva, permaneciendo en depósito durante 6 horas antes de sangrar el mosto. Un 75% se fermenta en depósito entre 16º/18º y el 25% restante en barrica. Después de hacer la maloláctica se unen las dos fracciones y se mantiene el vino sobre las lías en el depósito durante 6 meses. Una vez clarificado, se embotella. Estancia en botellero de 3 meses.